comics coleccionable

Cómics: una afición que integra a niños, jóvenes y adultos

Una de las aficiones más versátiles es el coleccionismo de cómics o historietas. Debido a la gran cantidad de estilos, personajes y episodios, suelen ser colecciones con cientos o miles de ejemplares. Todo depende de la disciplina y pasión de su poseedor, algunos logran saber las fechas exactas de publicación, distribución o creación de episodios trascendentales dentro de sus tramas. Lo más importante es que las historietas no deben salir nunca de su empaque.

El comic como hobby

Hoy en día, al coleccionismo de comics se considera como uno de los hobbies más tradicionales. Se cree que nació en la década de los 30 o 40, cuando aparecieron las primeras tiras cómicas. Como es de suponer, contaban las aventuras de superhéroes, viajes al futuro y luchas con sus adversarios. Hoy en día, las editoriales de historietas más conocidas son Marvel y DC. El éxito que tuvieron en el papel los catapultó en la pantalla grande.

Con la reaparición de las películas de superhéroes, el mercado de tiras cómicas llegó a nuevas audiencias. Por un lado, los seguidores fieles de las historietas reconocían algunos de sus episodios favoritos. Y por otro lado, quienes tenían un conocimiento menor se animaban a investigar más sobre los personajes, sus villanos y todo el universo que se crea dentro de las historietas. Al acercarse a las tiendas especializadas, otros descubrieron que más allá de los superhéroes hay todo un mundo: tebeos, historietas japonesas y miles de posibilidades.

Todo empieza por un cómic

Lo dicho. Para empezar una colección solo se necesita un ejemplar. Si las personas eligen el adecuado, su interés aumentará de forma considerable. Por eso, su manejo del color, papel o trama son revisados por los coleccionistas. Al final de cuentas, estos son algunos de los elementos que dan mayor valor a la pieza.

En el mercado de cómics, el valor real depende de los siguientes factores: número o edición, año de lanzamiento, personajes y primeras apariciones. Los expertos en el tema afirman que los más costosos son los de antes de los años 60, los que estén en perfecto o buen estado (sin rayones, hojas rasgadas o perdidas) o cuando se trata de historietas de ediciones especiales (hacen muy pocos ejemplares). Por eso, se han vendido tiras cómicas que superan los miles de dólares, en subastas o encuentros de personas con la misma afición.

Para tener en cuenta:

El coleccionismo de historietas es fascinante. Cuando se toma la decisión de hacerlo ‘en serio’, debes saber que los mejores son los más costosos. La única forma de hacer una colección profesional es obteniendo ejemplares poco comunes, antiguos o siguiendo una historia. No olvides que ninguna colección es igual a otra. Allí se reflejan los gustos, temas de interés y estilos favoritos. Y por último, investiga sobre nuevos autores, sus técnicas y no tengas miedo de explorar. ¡En una buena colección, la variedad también es importante!

Si estás iniciando en este mundo, asesórate con las tiendas especializadas. Además de ser el lugar para encontrar tiras cómicas, en ellos te podrán brindar nuevas recomendaciones y consejos para que tu lista de historietas sea la más destacada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *